+50 Consejos para Ahorrar Dinero (Rápido y Fácil)

En este post te enseñaré cómo ahorrar dinero rápido en casa, en tu empresa y en tu vida general con los mejores consejos, trucos, técnicas y tips que he ido aprendiendo, además de otras ideas que he encontrado. Podrás ver resultados en un día, especialmente en un mes y grandes resultados en un año.

Si aplicas una estrategia paso a paso, si practicas un buen plan personal de ahorro desde hoy, podrás lograr en poco tiempo economizar tu dinero. Estos consejos te resultarán muy útiles, ya seas estudiante, padre, madre, director de una empresa, niño o una persona jubilada.

Te enseñaré también formas fáciles para ahorrar desde casa y para todos esos gastos que tienes y que probablemente puedes evitar. Son maneras de dejar de gastar que son sencillas de aplicar desde que termines de leer este artículo.

Gastos que en los que puedes ahorrar y en los que no

Si no estás acostumbrado a ahorrar, al principio te va a costar renunciar a esos pequeños «lujos». Sin embargo, si lo piensas hay muchos pequeños gastos que te puedes ir quitando y que no van a afectar casi nada a tu vida.

Por tanto, es necesario que tengas clara la diferencia entre los gastos necesarios e innecesarios.

Gastos que pueden ser eliminados:

  • Regalos.
  • Viajes.
  • Ropa nueva no necesaria.
  • Vitaminas, suplementos nutricionales no necesarios para tu salud.
  • Productos para uñas, pelo o maquillajes.
  • Revistas.
  • Periódicos.
  • Gasolina si puedes ir andando o en bici a los lugares.
  • Caprichos en general.
  • Suscripción a servicios de series o películas.
  • Otros servicios de entretenimiento.

Gastos que no puedes eliminar (pero en los que cambiando hábitos puedes ahorrar):

  • Comida.
  • Teléfono.
  • Transporte.
  • Productos de higiene fundamentales.
  • Facturas de la casa, coche, electricidad, agua…
  • Seguros.

Consejos sencillos para ahorrar dinero

No uses tarjeta de crédito o débito

El simple uso de la tarjeta de crédito o débito hace que sea mucho más sencillo gastar. 

Si llevas dinero en efectivo sentirás que pierdes algo, lo tendrás en la mano y te costará más.

Mete en un sobre el dinero que gastarás en un mes

Esto es un hábito que da muy buenos resultados. Si sabes lo que has gastado los meses previos, podrás hacer un cálculo aproximado de lo que gastarás el próximo.

Mete en un sobre esa cantidad de dinero y ve sacándolo a medida que lo necesites. No uses tarjeta.

Junto a la anterior, es una técnica que suele usarse para personas que tienen problemas de impulsividad a la hora de comprar y que funciona muy bien.

Ahorra lo mismo que gastas

Este truco es muy útil; te ayudará a no gastar, y si lo haces, ahorrarás.

Consiste en ahorrar lo mismo que has gastado en cosas que no son de primera necesidad (ropa, tecnología). Por ejemplo: si te gastas 10 euros/dólares en una película de DVD, ahorras la misma cantidad.

Estudia la posibilidad de cambiar de banco

Hay bancos que dan mejor interés y también que no te cobran tasas por mantener la cuenta abierta o por la tarjeta de crédito.

No estés en un mismo banco porque lleves ya años y tengas confianza en ellos. Infórmate, busca opiniones y si encuentras un banco de calidad y con mejores condiciones cámbiate.

No voy a mencionar nombres, pero en la actualidad hay bancos que no cobran tasas por tener tu cuenta ni por usar tarjetas. Además dan más dinero por intereses. Esto puede suponer varios cientos de euros/dólares de ahorro cada año.

Por cierto, ten mucho más cuidado con las condiciones que firmas. Aunque las personas de atención al cliente son amables, el banco no es tu amigo. Te ven como un cliente y quieren ganar dinero a través de ti.

Estudia la posibilidad de cambiar de seguros

Algunas empresas de seguros suben los precios con el paso del tiempo; ponen precios baratos para atraer a clientes y cuando los tienen les suben los precios.

Mira bien qué seguros tienes y compara precios con otras compañías. Seguramente te darás cuenta de que puedes encontrar mejores precios e incluso con mejores coberturas.

Apunta lo que gastas

Este hábito es muy importante.

Si apuntas en una hoja que cuelgues en el frigorífico (o en un lugar donde lo veas a diario) lo que gastas cada día, serás consciente del dinero innecesario que gastas.

Es muy sencillo salir y tomar una cerveza, luego ir y llevarse una camiseta, luego la gasolina. Al final no sabes lo que has gastado, pero si lo anotas, impedirás volver a cometer los mismos fallos.

Utiliza el ahorro automático

Si te lo puedes permitir, puedes optar por el ahorro automático. Se trata simplemente de tomar un dinero tras recibir tu sueldo y apartarlo a una cuenta de ahorros. Así evitarás la tentación de gastarlo y ni siquiera tendrás que pensar en ahorrar.

Hay muchas formas en las que podrás ahorrar de forma automática. Algunos bancos te proponen opciones de descuento automático de cierta cantidad de dinero de tu cuenta, que se destina a un fondo de ahorro personal.

Esta es una buena opción, especialmente si sientes que te cuesta ahorrar de forma voluntaria. Eso sí, asegúrate de revisar muy bien las condiciones de estas opciones, ya que algunas veces pueden implicar ciertos gastos adicionales.

No compres cosas innecesarias

Hay una frase de Warren Buffett que dice algo así: Si antes de verlo no lo necesitabas, no lo necesitas.

Si sales de tu casa sin voluntad de comprar, pasas por casualidad por una tienda y te surge en tu mente esta idea «lo necesito», probablemente sea un capricho.

¿Cuánta ropa y cosas tienes en tu casa que no usas?

Evita la impulsividad al momento de comprar

Este consejo esta relacionado con el anterior: ¿cuántas veces has comprado cosas de forma impulsiva y en realidad no las necesitabas? Las compras impulsivas son muy peligrosas. Comprar de forma impulsiva te puede llevar a perder mucho dinero y a arrepentirte de no haber analizado un poco más las cosas.

Cuanto más caro sea lo que vayas a comprar, más tiempo tendrás que pasar analizando si realmente lo necesitas. Además de más tiempo evaluando opciones que tengan una mejor calidad-precio.

Siempre que vayas a comprar algo revisa cómo te sientes: si has comido bien, si sientes ansiedad por algo en particular, si tienes preocupaciones o si estás en un estado de euforia. Todo esto influirá en tu decisión de compra.

Antes de adquirir un producto tómate un tiempo para reflexionar sobre tus motivaciones reales y siempre ten seguridad de cuánto dinero tienes y de cuánto puedes gastar. Esta información te permitirá hacer una compra más inteligente.

Aprende la regla de los 15 días

Se trata de que esperes 15 días antes de comprar algo que «consideras necesario».

Muchas compras son por impulso; ves el servicio o producto, te viene a la mente el pensamiento de «lo necesito» y vas y lo compras.

Intenta ser consciente de ese proceso, pregúntate si realmente lo necesitas o si puedes esperar y espera 15 días.

Acostúmbrate a comparar

Nunca compres algo caro sin haber comparado precios. Las diferencias entre un establecimiento y otro pueden ser sorprendentes y te harán ahorrar mucho.

No tienes porque ir trasladándote de una tienda a otra. Hoy en día con internet puedes comparar cientos de comercios en muy poco tiempo. Si tienes que ir a la misma tienda también te aconsejo que lo hagas.

Compra en diferentes supermercados y anota tus gastos

Una técnica muy buena es ir cada año a tres supermercados distintos, comprar lo que sueles comprar y calcular los gastos. Es decir la semana 1 vas al supermercado 1, te llevas tu compra de siempre y calculas los gastos. Lo mismo con el super 2 y 3. En la semana 3 podrás comprobar en cuál has gastado menos.

Normalmente suele ser de 10-20 euros/dólares, pero si vas a comprar semanalmente, la diferencia puede ser de 40 euros/dólares al mes, es decir 480 euros/dólares o más al año.

Calcula las horas de trabajo que necesitas para comprar algo

Esta técnica sirve para ahorrar, aumentar tu productividad y valorar más tu tiempo. Consiste en que cada vez que compres algo, calcules cuánto tiempo te ha llevado comprarlo.

Ejemplo: si cobras 10 euros/dólares la hora y has comprado una televisión de 500 euros/dólares, te habrá llevado 50 horas de trabajo comprarla.

Apúntate a los programas de recompensas

Hay tiendas, gasolineras o cualquier otro servicio que tienen programas con los que vas acumulando puntos y estos te dan regalos o te permiten gastar los puntos en lo que quieras.

Si por ejemplo gastas 10 euros/dólares de gasolina al día, cada euro/dólar te da un punto y una recarga de gasolina cuesta 100 puntos, estarás teniendo 3 días de gasolina «gratis» al mes.

Haz tus propios regalos

No es algo sencillo si no sabes hacer manualidades, pero es una opción muy interesante si quieres evitar comprar cosas caras y que no sabes si se llegaran a usar.

Además, personalmente creo que es mucho más original algo realizado por uno mismo y demuestra más interés en la otra persona.

Cuando vayas al supermercado haz una lista y come antes

En los supermercados se compran muchos productos insaludables y que además te hacen gastar más.

Si vas al supermercado tras haber comido, no tendrás apetito y no pondrás en el carro productos como chocolatinas o patatas fritas que no son esenciales para tu alimentación.

Si has hecho una lista antes, sabrás lo que es verdaderamente necesario y no comprarás tonterías que no necesitas y que te harán engordar.

Come en tu casa

La vida social es muy importante y es recomendable que salgas a hacer deporte, a algún acontecimiento, a un parque, a pasear, etc. Pero si quieres ahorrar más, una muy buena opción es comer en tu casa y luego salir.

Si sales sin pensar esto, puede que te entre el hambre y luego gastes en un helado, un perrito caliente o cualquier otro capricho.

Hay dulces y postres que son muy sabrosos y muy fáciles de preparar, y que cuando los comes en la calle resultan muy costosos.

Internet está lleno de sitios en donde podrás encontrar recetas deliciosas y económicas que te quitarán las ganas de comprar dulces en la calle. Además, cuando preparas tus propios postres podrás enfocarte en usar ingredientes saludables, lo que se traducirá en bienestar físico para ti.

Y si eres una persona con muy poco tiempo libre, te aseguro que también encontrarás preparaciones muy sencillas, rápidas y sabrosas que te permitirán ahorrar dinero y disfrutar de una buena merienda.

Vende todo lo innecesario

En realidad esto es más bien ganar dinero, pero al fin y al cabo te hará mejorar tu bienestar económico.

Seguro que tienes en tu casa libros, ropa o electrodomésticos que no usas. Búscalos y ponlos a la venta, puede que no te saques mucho. El beneficio que le saques dependerá de la cantidad de cosas que vendas y de su valor. Puede que incluso tengas algo antiguo que valga mucho.

Hoy en día existen muchas plataformas para vender en internet cosas de segunda mano, tanto en Europa como en Latinoamérica.

Usa la bicicleta, el transporte público o camina

El medio de transporte más económico, saludable y que respeta el medio ambiente es la bicicleta.

Además, en mi humilde opinión es mucho más cómoda que tener que esperar atascos o tener que esperar al autobús que a veces tanto se retrasa.

Si tienes el trabajo a varios kilómetros, no tendrás más remedio que usar el coche o el transporte público pero si estás cerca, piensa en comprarte una bici o en caminar.

En casi todas las ciudades las líneas de transporte público suelen abarcar gran parte de la ciudad, así que podrás desplazarte hacia donde necesites invirtiendo mucho menos dinero que si lo hicieras en coche.

Abandona los hábitos caros e insaludables

Es increíble lo caro que ha llegado a costar el tabaco y el alcohol. Además de ser muy caros, son insaludables y pagas impuestos por ellos. Son hábitos que solo disminuyen tu capacidad económica y hacen empeorar tu salud.

Ten en cuenta también esto: tu salud es lo que más valor tiene y el tabaco o el alcohol la disminuyen. Por otra parte, cuidar de tu salud puede resultar muy caro en determinados casos, por lo que esos hábitos tienen un posible coste adicional.

Come menos

Este consejo sería aplicable si tienes problemas de peso o quieres adelgazar.

A veces la gente come sin hambre y es una de las causas de ganar peso. Hoy en día hay millones de personas obesas en el mundo y la principal causa es el sedentarismo.

Apaga luces y electrodomésticos

Acuérdate de apagar los electrodomésticos cuando no estés en casa y si los dejas enchufados asegúrate de que no estén gastando luz.

Dejar las luces «stand-by» encendidas te puede suponer un coste adicional de 600 euros/dólares anuales.

Instala luces LED

Son más caras de adquirir pero con el tiempo amortizarás esa cantidad de sobra.

Compra productos que te produzcan el mínimo coste

Con esto no quiero decir los productos más baratos, sino los que:

  • Consumen menos energía: si un televisor barato te hace gastar 1 euro/dólar la hora y otro caro 0,50 euros/dólares la hora, a la larga te saldrá más barato el televisor caro.
  • Que no se rompan y tengan garantía: no te va a servir de nada comprar un ordenador portátil muy económico si luego se va a romper o no tiene garantía. Al final te tendrás que comprar otro y te gastarás más que si hubieras comprado algo bueno.

Ojo, de calidad no significa que sea caro. Algo puede costar mucho dinero y ser malo. Al igual que algo económico puede resultar de muy buena calidad.

Investiga siempre y compara. Para ver opiniones, tienes plataformas como Amazon o sido en las que sabrás las experiencias que otras personas han tenido con algún producto.

No esperes a que se rompan las cosas

Si por ejemplo mantienes en buen estado tu coche, no tendrás que hacer grandes reparaciones que te cuesten un dineral.

Más vale que te gastes el dinero en una revisión anual y en la que te tengan que hacer una pequeña reparación que esperar a que algo se rompa y tengas que hacer un gran gasto.

No compres por quitarte del estrés

Conozco perfectamente esa sensación de «voy a comprar esto porque he pasado un mal día…»

En realidad es absurdo, porque no por comprar algo vas a ser más feliz. Para aliviar un mal día es suficiente con dar un paseo o visitar a un familiar o amigo. O tomarte una cerveza de un euro/dólar. 

No es necesario que les regales tus cuartos a las grandes compañías porque te sientes mal.

Siempre revisa tus gastos

Hoy en día lo puedes hacer online. Casi todos los bancos tienen sistemas virtuales para ver tus cuentas.

Si las revisas al menos una vez al mes estarás evitando pagos indebidos, gastos que se te olvidaban o incluso «errores del banco».

Yo mismo tuve que pagar 180 euros/dólares a un banco al que rescatamos todos los españoles por eliminar demasiado tarde mi cuenta. No la revisé durante mucha cuenta y me estuvieron cobrando mensualmente unas tasas. 

Compra ropa de invierno en verano y de verano en invierno

La ropa de temporada es mucho más cara. 

Si compras en verano la ropa que usarás el próximo invierno te ahorrarás muchísimo dinero, porque las ponen muy económicas.

Y son diseños que son muy parecidos por no decir iguales a los que te encontrarás «de temporada».

Haz una lista de prioridades

Si tienes tantos gastos que no sabes por donde empezar, toma un papel y bolígrafo y haz una lista de prioridades.

Serás consciente de qué es lo más importante y podrás eliminar gastos que no son esenciales.

Haz un presupuesto

Organiza tus ingresos y tus gastos, y ten claro cuánto quieres o puedes gastar en el mes. Crear un presupuesto te ayudará a ser más específico y tendrás mayor control de tus finanzas.

Te recomiendo ser lo más concreto posible al momento de crear este presupuesto. Detalla muy bien cuáles son tus gastos mensuales y asegúrate de incluirlos todos, para que luego no te tomen por sorpresa.

También es necesario que seas muy realista. Enfoca el presupuesto en lo que quieres gastar, pero al mismo tiempo mantenlo estrictamente asociado a tu realidad.

Descarta gastos superfluos pero toma en cuenta los gastos indispensables para ti; de lo contrario, no podrás aplicarlo y será una herramienta inútil.

Haz planes de ahorro a corto plazo

A veces resulta mucho más fácil proponerse ahorrar durante un periodo específico en lugar de plantearlo a largo plazo.

Por ejemplo, puedes establecer que ahorrarás 20 euros/dólares semanales durante 1 mes. Y luego de ese mes cambias tu estructura y te planteas otro tipo de ahorro, como por ejemplo comer comida casera durante el próximo mes.

Esta variación de tu estructura puede hacer que el proceso de ahorrar sea más dinámico, divertido e incluso retador creativamente, porque inventarás distintas formas de ahorrar cada mes.

Ponle nombre a tu ahorro

Un ahorro siempre será más efectivo si está destinado a algo específico. Si tienes una meta de ahorro concreta automáticamente estarás más motivado, te costará menos renunciar a algunos gustos y reservarás el dinero con más ganas.

Por ejemplo, si quieres ahorrar dinero para viajar a una playa paradisíaca, imagínate a ti mismo disfrutando en esa playa.

O si quieres hacer un curso de perfeccionamiento profesional, piensa en todas las nuevas oportunidades que obtendrás como resultado de ese nuevo conocimiento.

Si tienes presente la razón por la cual estás guardando tu dinero, tendrás muchas mejor disposición de ahorrar.

Repara tu ropa

En lugar de sustituir tus ropas por otras nuevas, tómate un momento para observar con detalle si es posible repararlas.

Muchas veces basta con unas sencillas puntadas o con algunos cortes para renovar una pieza de vestuario que estabas a punto de desechar.

Y si no eres muy ágil con la costura, puedes llevar tus prendas a sitios especializados y pedir que la modifiquen según lo que quieras. Siempre saldrá más económico reparar tu ropa que adquirir una nueva.

Revisa los eventos gratuitos que hay en tu ciudad

Salir y distraerte no tiene que implicar necesariamente gastar dinero. Hay muchas actividades gratuitas muy cerca de ti, organizadas por el ayuntamiento de tu ciudad o por entes privados.

Puedes encontrar desde conciertos y recitales hasta obras de teatro, exposiciones o proyecciones de cine.

Revisa las agendas culturales de tu zona, usualmente son renovadas cada semana. De seguro encontrarás opciones interesantes y divertidas gratuitas o a muy bajo costo.

Ten un pequeño huerto de vegetales

No necesitas un espacio muy amplio para sembrar algunos vegetales. Producirlos en tu propia casa te brindará muchas ventajas.

En primer lugar, garantizarás que consumirás alimentos frescos y de calidad, libres de conservantes, colorantes y otros elementos químicos que pueden ser perjudiciales para tu salud.

Y en segundo lugar, sembrar en tu hogar te permitirá ahorrar mucho dinero, ya que no tendrás que comprar estos alimentos en el super, sino que podrás consumirlos recién sacados de tu pequeño huerto.

Alimentos como tomates, espinacas, romero, menta, pimientos y zanahorias pueden ser fácilmente sembrados en casa.

Cancela servicios que no utilices

A veces cuando nos suscribimos a ciertos servicios de comunicaciones vienen incluidos algunos extras que nunca utilizamos.

Revisa las facturas de estos servicios y observa si hay alguna funcionalidad que no utilices o que uses muy poco. Si la encuentras, elimínala de tu plan mensual.

Paga todas tus deudas, especialmente las que te generan más intereses

Es comprensible que hayas tenido que endeudarte en alguna oportunidad, hay situaciones que lo requieren. Sin embargo, te recomiendo que no te acostumbres a vivir endeudado.

Endeudarte te traerá angustia y ansiedad, terminará generándote mucho estrés y te hará gastar más dinero del obtenido en principio, como consecuencia de los intereses.

En tu lista de prioridades ubica pagar tus deudas entre los primeros puestos. Verás que resultará en menos gasto y en más tranquilidad.

Comparte tu casa con un compañero de piso

Si tienes una habitación libre o incluso un sofácama cómodo, puedes plantearte la posibilidad de vivir con alguien más y así compartir gastos.

Al dividir los gastos, automáticamente usarás la mitad del dinero que gastabas en muchas cosas, el dinero te rendirá mucho más y, además, podrás compartir experiencias y vivencias con una persona o un grupo de personas, lo cual podrá enriquecerte mucho.

Actualmente hay varias plataformas online en la que puedes poner en alquiler tus habitaciones.

Plantea alquilar espacios no usados en tu casa

Si tienes en casa algún salón en desuso, o un sótano que apenas usas, puedes plantearte la posibilidad de arrendarlo de forma temporal a personas que ejecuten alguna actividad. Puede ser una escuela de baile, un taller puntual o incluso puede utilizarse como depósito.

Observa bien los espacios de tu casa, identifica a cuáles puedes sacarle provecho y para qué actividad pueden ser más funcionales. Te sorprenderá la cantidad de personas que pueden desear hacer uso de tu espacio disponible.

Cuando puedas usa Skype, WhatsApp u otras vías similares para comunicarte

Si tienes una renta fija de internet en casa o tienes acceso a una red wifi abierta, puedes considerar comunicarte a través de aplicaciones que usen esta vía de conexión.

Herramientas como WhatsApp, Skype, Hangouts y otras te permitirán hacer llamadas de voz, videollamadas o enviar mensajes sin gastar dinero adicional que se vea reflejado en la cuenta de tu línea telefónica.

Haz más actividades al aire libre

Hay muchas actividades recreativas, relajantes y enriquecedoras que puedes hacer al aire libre, y la mayoría de estas son gratis. Puedes dar un paseo por un parque, subir la montaña o disfrutar de una tarde despejada en alguna playa.

Al aumentar tus actividades al aire libre verás cómo ahorrarás más y obtendrás mayores beneficios para tu salud.

Planifica tus comidas de la semana

La organización siempre te generará ahorro, tanto económico como de tiempo. Si planificas tus comidas diarias podrás optimizar mejor tus recursos y evitar compras a última hora, así como la mala administración de los alimentos.

Esto también te permitirá saber exactamente cuánta comida utilizarás semanal y mensualmente, y así podrás organizarte mejor a la hora de hacer la compra.

Planificar tus comidas también te permitirá ser creativo con el menú, variarlo, agregar nuevos elementos o reinventar recetas antiguas. Agregar este dinamismo a una tarea cotidiana te hará estar más motivado al cocinar.

Si te gusta tomar té o café, hazlos en casa

Comprar un café o un té en la calle es mucho más costoso que hacerlo en casa. Si sacas la cuenta de lo que gastas mensualmente en estas bebidas, verás que resulta mucho más ahorrativo prepararlas de forma casera.

Además, cuando haces café o té en casa tienes la posibilidad de prepararlos a tu gusto y de variar los sabores si quieres probar cosas distintas cada vez. También puedes invitar amigos y compartir estas bebidas con ellos.

Métete en el mundo del DIY

DIY son las iniciales de “Do it yourself”, “hazlo tú mismo” en español. Si en lugar de comprar te atreves a crear, puedes obtener muy buenos resultados: ahorrarás mucho dinero y desarrollarás habilidades que quizá no sabías que tenías.

Hay muchas cosas que puedes hacer tú mismo: desde bisutería y adornos, pasando por camisas, vestidos y pantalones, hasta muebles y armarios. Solo es necesario un poco de paciencia, algunas herramientas e invertir algo de tiempo.

Siguiendo las instrucciones adecuadas podrás construir objetos atractivos y de calidad invirtiendo mucho menos dinero que si los compraras en una tienda.

Sigue tu progreso en el ahorro

Una vez has determinado cuál será tu estrategia para ahorrar, monitorea constantemente el progreso en tu fondo de ahorros.

Esto te permitirá saber si el método que utilizas está funcionando como esperabas; en caso contrario, siempre podrás reestructurar tu estrategia y adaptarla a tus necesidades.

Lo más importante de seguir tu progreso al ahorrar es que esto es un factor motivador. Si ves que tus ingresos efectivamente van aumentando verás que obtienes resultados y tendrás mejor disposición al momento de reservar tu dinero.

Incluye a tus familiares y amigos en el ahorro

Es difícil cuando quieres ahorrar y tus amigos o familiares están en un plan totalmente distinto, cuando organizan salidas a sitios costosos o suelen gastar mucho dinero.

Una manera de mantenerte en contacto con ellos aunque quieras dejar de gastar es invitarlos a ahorrar junto a ti.

Pueden estructurar una estrategia común que funcione a varias personas, e incluso ellos pueden compartir contigo experiencias específicas que te ayuden en tu dinámica de ahorro.

Manténte enfocado

La tentación puede ser muy grande cuando has decidido no salir una noche para no gastar dinero y tus amigos te invitan a tomar una copa o a cenar en un restaurante.

Cuando esto ocurra, recuerda siempre la razón por la cual estás ahorrando y mantente enfocado en tu objetivo.

Puedes invitar a tus amigos a casa, hacer una noche de copas o preparar entre todos una cena que resultará más económica.

Trata siempre de buscar opciones y alternativas, pero ten siempre como prioridad el motivo por el cual ahorras; esto te ayudará a mantener el foco.

Come más vegetales

Además de que son muy saludables para tu organismo, los vegetales tienden a ser muy económicos, por lo que estos son una solución ideal al momento de ahorrar dinero.

Las carnes suelen ser lo más costoso de la cuenta del super, así que puedes comprar menos carne y más legumbres.

Algunas legumbres aportan la misma cantidad de proteínas, como las lentejas y los garbanzos, y además tienen bajo nivel de grasas y mucha fibra.

Congela los vegetales para que duren más

Si congelas los vegetales estos mantendrán la frescura y el sabor por mucho más tiempo, lo que te permitirá optimizar su uso y gastar menos dinero.

Alimentos como el calabacín, el brócoli, el repollo y la coliflor, entre muchos otros, pueden congelarse perfectamente y ser consumidos manteniendo todas sus propiedades. Esto hará que compres más espaciadamente y así ahorrarás más.

Acude a leer a bibliotecas públicas

Las bibliotecas públicas ofrecen muchos servicios gratuitos o a muy bajo costo. En estas podrás revisar libros, tomar prestados discos y películas en DVD, acceder a ebooks y examinar revistas.

En muchos casos solo debes inscribirte como usuario de la biblioteca de forma gratis o a muy bajo costo para poder disfrutar de todos estos servicios. Te recomiendo que averigües dónde está la biblioteca más cercana a ti y preguntes por los servicios que ofrecen.

Aprovecha las ofertas

En todos los establecimientos podrás encontrar distintas ofertas: algunas son permanentes, otras se activan a cierta hora del día y otras aplican solo con ciertas condiciones.

Cuando vayas a comprar, estate bien atento de cuáles son las ofertas del día. Incluso en algunos supermercados hacen descuentos en ciertos productos cuando se acerca la hora del cierre.  

Observa cuál es la dinámica de los supermercados que frecuentas y aprovecha estos descuentos, en muchos casos esto significará un ahorro bastante importante al adquirir un producto.

Conoce las ventajas del trueque

Intercambiar productos con otras personas puede brindarte muchas ventajas. Un objeto que puede que no tenga mucho valor para ti puede ser intercambiado por algo que sí necesites o desees.

Hay varias páginas web dedicadas a vincular a personas interesadas en hacer trueques, y estos intercambios pueden ser de ropa, calzados, productos, servicios e incluso alojamiento.

La cantidad de dinero que podrás ahorrar es grande, además de que sacarás rendimiento de esos objetos que ya no utilizas con frecuencia.

Revisa las fechas de vencimiento de los productos

A veces las personas terminan gastando más dinero porque los productos que adquieren se dañan muy rápido, y entonces deben comprar otros nuevos.

Para evitar esto te recomiendo que estés muy atento de la fecha de vencimiento de todo lo que compres.

Algunas veces hay productos que son más económicos porque se vencerán más pronto; si crees que puedes consumirlos antes de que expiren, puedes aprovechar esto para ahorrar más dinero.

Aprovecha al máximo los alimentos

Es increíble la cantidad de comida que desechamos diariamente al cocinar. Lograrás ahorrar bastante si aprovechas por completo los alimentos.

Por ejemplo, si tienes fruta que se está madurando mucho puedes hacer mermeladas. Solo debes cortar la fruta y cocerla a fuego muy lento junto con azúcar o miel, hasta que vaya espesando.

Ten comida pre hecha para esos días en los que no te apetece cocinar

Hay días en los que no tendrás ganas de cocinar porque llegarás tarde del trabajo o muy cansado. Es en esos días en los que hay tendencia a caer en la tentación, comprar comida y gastar más dinero del debido.

Para prever esto te recomiendo que tengas preparados algunos alimentos de “emergencia”. Puede ser una ensalada, una sopa con verduras o alguna otra comida que se te ocurra. Puedes reservarlos en el congelador y solo calentarlos cuando los necesites.

Aprovecha las frutas y vegetales de temporada

Además de comer fresco, elegir las frutas de temporada te permitirá ahorrar mucho dinero, porque estas siempre son más económicas.

Te invito a que identifiques cuáles son las frutas de cada temporada y a que las compres en el momento en el que están más baratas, el ahorro de dinero será considerable.

Ahorra agua

Es muy sencillo bajar la cuenta del agua poniendo en práctica algunos sencillos hábitos. Por ejemplo, mientras te bañas evita dejar el agua abierta cuando te estés colocando el champú o el jabón. Así mismo, no dejes el agua correr mientras enjabonas los platos al lavarlos.

Otra opción muy recomendable es colocar ahorradores de agua en toda la casa. Muchos de estos ahorradores pueden llegar a reducir el consumo de agua en un 50%. Esto significa que puedes llegar a pagar la mitad de lo que pagabas por el servicio del agua.

Cuida tu salud

Este es el consejo más importante de la lista. Preservar tu salud te permitirá estar activo, funcional y podrás producir dinero, en lugar de gastarlo.

Dolencias mal curadas pueden desembocar en complicaciones de salud que, además de peligrosas, pueden ser increíblemente costosas.

La mejor prevención es cuidarte. Haz ejercicio, come de forma saludable y pon en práctica actividades de relajación. Evita enfermarte y así podrás tener una mejor planificación de tus finanzas.

Comparte en redes sociales (pon el cursor encima de la imagen)

Source

Ahorrar en casa

Existen muchas claves y trucos que nos pueden permitir ahorrar en casa y reducir nuestro consumo de servicios básicos.Por eso, con el objetivo de reducir todo lo posible vuestras facturas, aquí os dejamos algunos consejos para disminuir el gasto de agua, luz, calefacción, aire acondicionado.. ya que, en la mayoría de las ocasiones, gastamos en exceso por desconocer algunas cuestiones básicas, haciendo un uso descontrolado de la energía. 

Buscar en todo facilisimo

WerbeFabrik/Pixabay

Serchickas

Vivienda Saludable

Vivienda Saludable

Blog de felipe

Blog de felipe

Vivienda Saludable

Vivienda Saludable

Vivienda Saludable

Vivienda Saludable

Vivienda Saludable

Cocina fácil con Parmelia

Vivienda Saludable

Vivienda Saludable

Vivienda Saludable

Bricoydeco

Vivienda Saludable

Blog de MariaPintado

Community and Decor Bricolaje

Vivienda Saludable

Vivienda Saludable

Vivienda Saludable

Siguiente

Las mejores ideas

Vivienda Saludable

Tips para que reciclar en casa sea más fácil

Tallas Joa

Corazón de madera en memoria de los fallecidos por Covid-19

REinventa12

Crea tu felpudo de madera con listones recuperados

GO GREEN BY SINDY CANTE

Restaurando un mueble con chalk paint

GO GREEN BY SINDY CANTE

Aprende cómo hacer un columpio sube y baja para los más pequeños

Tuki&Apple Home

Preciosos herrajes para una puerta corredera rústica

Blog de felipe

30 imágenes que demuestran que se pueden hacer muebles con cartón

crea,construye,recicla,restaura

Cómo hice una silla que se transforma en escalera

Mundo Virutas

¡Esto quedará perfecto en tu entrada!

Sarascode

Aprende a pintar los tapizados de manera sencilla

Blog de felipe

10 ideas para tunear una cómoda

Bricoydeco

30 maneras de dar un nuevo uso a los tapones de corcho

Blog de felipe

Por qué revestir paredes con palets es una buena idea. ¡Imágenes que te inspirarán!

Bricoydeco

15 trucos con maicena para el hogar que no te puedes perder

Hecho a Mano

Increíble restauración de una butaca

crea,construye,recicla,restaura

Cómo restauré unas viejas sillas de director

JRDIY

Tu recibidor como nuevo con palets y este DIY

Tareas Bricolaje

Disfruta de un rincón chill out fabricado con palets en casa

El Taller de Artes-Ana

Una habitación renovada

Mundi Alex

Un divertido photocall de madera en forma de furgoneta Volkswagen

Pica Pecosa

Cómo transformar tu salón DIY pintando y empapelando los muebles

Los Diy del Witcho

Decorar el espejo del baño con gresite

Blog de felipe

Es hora de construir un horno de barro en tu jardín

Blog de felipe

Presume de tener la cocina más ordenada

dosdenueve

Dale un lavado de cara a las lámparas de casa

La Buhardilla Design

¡Un precioso antes y después que no te puedes perder!

Blog de Manualidadesytendencias

¿Qué te parecería montar un huerto urbano en casa?

Momentos Vintage

¡Convierte ese mueble en tu pieza favorita de la casa!

Blog de felipe

15 ideas inspiradoras para reutilizar puertas y ventanas

Blog de Rosinas

5 formas de teñir la madera de forma natural

Source

8 Trucos que te ayudarán a ahorrar en casa

Hay muchas formas de ahorrar en los gastos del hogar y no todas funcionan igual ni son igual de efectivas. Puedes apagar las luces de las habitaciones en las que no estés y ahorrar en energía, pero es algo que tendrás que hacer cada día para que tenga un efecto en tus ahorros a largo plazo. O también, puedes revisar la tarifa contratada de luz, elegir una que se adapte a tus necesidades y ahorrar de por vida con un solo gesto.

Los trucos más efectivos para ahorrar en casa funcionan de forma similar al de la factura. Se trata de acciones que requieren un esfuerzo inicial – económico o de tiempo – y con las que después puedes ahorrar todo el año. A estas fórmulas de ahorro en el hogar se pueden sumar ciertos hábitos que ayudarán a dirigir mejor el presupuesto familiar y evitar gastos innecesarios.

Te damos los 8 trucos más efectivos para ahorrar en casa y mejorar tus finanzas personales:

Revisar la potencia contratada

Una parte de la factura de electricidad depende de la potencia contratada, ya que a más potencia, mayor coste, independientemente del consumo energético. Ten en cuenta que cada Kw de potencia adicional suma cerca de 35 euros al año a tu factura energética, según los datos ofrecidos por Selectra1.

La mayoría de los hogares españoles tienen una potencia superior a la que necesitan. Para averiguar la potencia máxima que necesitas, hay que sumar el gasto de tener todos los electrodomésticos encendidos a la vez. Por lo tanto, quienes son capaces de planificarse para no ponerlos todos en marcha al mismo tiempo necesitan menos potencia y pueden ahorrar energía en el hogar.

Elegir una tarifa eléctrica adecuada

La segunda forma de gastar menos en el hogar es tener una tarifa eléctrica adecuada. Como norma general, la discriminación horaria mediante una tarifa PVPC permite ahorrar entre un 30% y un 40% en la factura eléctrica, según Preahorro2.

Esta tarifa distingue un horario valle de 22 a 12 horas y otro horario punta de 12 a 22 horas, intervalos donde será más barato y más caro consumir. El cambio compensará simplemente con efectuar un 30% del consumo en horario valle, según recoge la OCU3.

Un termostato permite ahorrar 120€ de media al año por una inversión que no tiene por qué superar los 30€, tal y como indica Preahorro4.

Regular la temperatura en el hogar es sinónimo de ahorro. Por cada grado que se sube la temperatura en invierno, el gasto energético aumenta entre un 5% y un 10%, por lo que también es importante tener en cuenta este punto, como recalcan desde el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE)5.

Usar electrodomésticos de bajo consumo y bombillas LED

Los aparatos eléctricos más eficientes suponen un ahorro seguro. No hace falta que cambies tu lavadora si funciona, pero sí que recuerdes que comprar un aparato más eficiente ahorrará dinero en casa a largo plazo. Como explican desde el blog de Mediamarkt, a modo de ejemplo, una nevera de clase A+++ consume un 20% más de energía que una de clase D. IDAE cifra el ahorro en más de 300€ para un periodo de 15 años con los electrodomésticos más eficientes.

Algo similar ocurre con las bombillas eficientes, solo que en este caso el retorno de la inversión es de un año. En menos de un año habrás amortizado el cambio, ya que las bombillas LED consumen entre un 70% y un 80% menos que las incandescentes y un 30% menos que las fluorescentes, según una comparativa de Business Insider España6.

Buscar ofertas y chollos

Una buena promoción puede permitir ahorrar mucho dinero en los gastos del hogar. Esto se aplica tanto a los suministros como a cualquier otro gasto de casa.

Las promociones y descuentos permiten comprar más con menos y sacar más partido al presupuesto familiar. Así podrás ajustar lo que gastas en el supermercado, por ejemplo.

En esta línea, comprar productos de temporada y proximidad también es fuente de ahorro. Y es que estos productos suelen tener precios más asequibles, además de ayudar directamente a la economía local.

Analizar el uso de internet y los datos del móvil

Con las telecomunicaciones ocurre como con la energía. Más potencia o más velocidad, en este caso, implica más gasto. La clave para ahorrar en internet es analizar qué uso haces de la conexión a internet, así como de los datos del móvil. Para quienes solo navegan y vean la televisión, tener 600 MB de velocidad o 100 MB les será indiferente, ya que con una velocidad menor van a poder seguir haciendo lo mismo y conseguirán recortar un gasto innecesario. Esto también se aplica a los datos del móvil y a la oferta de televisión contratada.

Revisar tus suscripciones

Las suscripciones automáticas son un gasto en el que rara vez se repara, pero que va minando mes a mes las finanzas del hogar. Una gran forma de ahorrar en casa de manera eficiente es revisar cuáles son estos gastos fijos recurrentes y eliminar las que ya no uses. Puedes incluso cancelar durante un mes alguna de ellas para averiguar si realmente era tan importante.

Este truco para recortar los gastos del hogar es siempre más efectivo las primeras veces que lo hagas, porque es cuando descubrirás suscripciones de las que ni siquiera te acordabas.

Evita las compras por impulso

Revisar las suscripciones es también una buena forma de detectar determinadas compras por impulso que se hicieron en su momento y se convirtieron en un gasto fijo mensual. Hay más de una fórmula para controlar este tipo de compras, pero la mayoría descansan sobre el mismo concepto: retrasar la toma de la decisión de compra. Una buena forma de hacerlo, como explican desde Preahorro, es no comprar nada que supere los 100€ sin dejar pasar un plazo de 7 días u obligarte a buscar por lo menos tres alternativas antes de comprarlo.

Por último, tampoco hay que olvidar los trucos de ahorro de toda la vida, como abrir las cortinas para aprovechar la luz, lavar en frío, ir a la compra con una lista de lo que necesitas o cerrar el grifo del agua al cepillarte los dientes. Puede que cueste un poco más ponerlos en práctica, pero todo es cuestión de adquirir ese hábito para llevar el ahorro en casa a otro nivel.

Publicidad

1Cada Kw de potencia adicional suma cerca de 35 euros al año a tu factura energética
2Una tarifa PVPC permite ahorrar entre un 30% y un 40% en la factura eléctrica
3Compensará simplemente con efectuar un 30% del consumo en horario valle
4Un termostato permite ahorrar 120 euros de media al año
5Por cada grado que se sube la temperatura en invierno, el gasto energético aumenta entre un 5% y un 10%
6Las bombillas LED consumen entre un 70 % y un 80 % menos que las incandescentes

Source

12 Trucos para ahorrar electricidad en casa


Ahorrar energía interruptor luz

Ahorrar electricidad es siempre un objetivo de todas las economías domésticas. Todos queremos saber porque algún vecino paga menos en la factura de la luz que nosotros, o si es verdad que la conexión de aparatos a la red gasta igualmente electricidad aunque no esten funcionando.

Si quieres conocer la respuesta continua leyendo, y seguramente alguno de estos 12 trucos para ahorrar electricidad en casa te van a ser bastante útiles.

Instálate energías renovables

Como por ejemplo la energía solar térmica para agua caliente o calefacción, solar fotovoltaica para generar electricidad, geotérmica para aprovechar la temperatura del subsuelo, biomasa, eólica, etc.

Valora si una tarifa con discriminación horaria compensa

Es muy aconsejable si la utilización de la energía en tu casa es más del 28% entre las 22.00-12.00 horas del día siguiente en verano, y de las 23.00 a 13.00 horas en invierno.

Cámbiate a factorenergia y ahorra un 12,5% en tu factura de la Luz … ¡Para Siempre!

Llama Gratis o Contrata Online en 2 min

Cámbiate a factorenergia y ahorra un 12,5% en tu factura de la Luz … ¡Para Siempre!

Programa los electrodomésticos para que funcionen durante las horas de tarifa reducida

Aprovecha las primeras horas de la mañana, antes de irte al trabajo; y también las últimas horas del día, por la noche para poner la lavadora o el lavavajillas, entre otras muchas.

Instala un equipo sencillo de medida de la demanda eléctrica

Es muy útil porque podrás conocer la gráfica de consumo a lo largo del día y ver la potencia eléctrica que necesitas. También, sabrás el consumo de cada electrodoméstico y detectar consumos nocturnos debidos a la conexión de aparatos a la red aunque no estén funcionando.

Desconecta completamente los equipos que no se esten usando

Esto és más importante de lo que piensas, ya que, puedes llegar a ahorrar hasta el 7% del consumo eléctrico de tu casa.

Compra electrodomésticos de clase A o superior

Sabías que consumen entorno un 70% menos que un modelo de clase media. Hay que pensar que tenemos en casa electrodomésticos enchufados 24 horas como el frigorífico.

Sustituye las bombillas incandescentes y halógenos por LED

Ahorrarás entre el 80 y el 90% del consumo eléctrico en iluminación. Además, la vida útil de los LED es muy superior (30 veces más que las primeras y 15 veces más que las segundas), el encendido es inmediato y suelen estar garantizados.

Instala termostatos digitales programables por zonas

Que te permiten programar temperaturas diferentes según horarios y días, utilizando la energía solo donde y cuando se necesita.

Regula la calefacción y el aire acondicionado a una temperatura adecuada

En el hogar, entre 19 y 21 ºC en invierno y entre 24 y 26 ºC en verano. Debes saber que aumentar en un grado la temperatura del termostato en invierno o reducirla en un grado en verano puede incrementar el consumo en torno a un 7%.

No abrir el horno innecesariamente

Cada vez que abres el horno, éste pierde entre 25 y 50 grados.

Lava los platos con lavavajillas ahorrarás

Un lavavajillas consume 1 kW por ciclo, mientras que a mano gastamos 4 kW, porque hay que calentar el agua o abrir un solo minuto el grifo eqivale a ‘tirar’ por el desague entre 9 y 11 litros de agua.

Usa la plancha con inteligencia

El mayor consumo de energía de la plancha se produce cuando se enchufa hasta que alcanza la temperatura óptima, por eso, no tiene sentido enchufar la plancha para una sola prenda; ahorrarás energía si acumulas ropa para plancharla toda a la vez. También, planchala mientras esté un poco húmeda.

En Factorenergia podemos ayudarte con el autoconsumo eléctrico y el ahorro de energía. Si quieres sumarte a la energia verde, te ayudaremos

 

 

Source

¿Cómo ahorrar energía en casa? Te contamos todas las claves.

El planeta está sufriendo el denominado cambio climático y un aumento de temperatura a consecuencia del incremento de los gases invernadero y la emisión de CO2. Muchos de estas emisiones son producidas por los combustibles fósiles como la gasolina, el carbón o el gas, para más exactitud la cifra de consumo mundial con estas energías está en torno al 75 %, ¡una auténtica barbaridad! Por ello, en este artículo os vamos a dar las claves para ahorrar energía en casa. De esta forma, podéis poner vuestro granito de arena para ayudar al planeta. Además, por si eso no bastara la reducción de consumo os ayudará a bajar la factura de la luz y de electricidad. Sigue adelante que te contamos todos los detalles.

Indice de Contenidos

Mide tu consumo

En nuestra mano está reducir el consumo de nuestra casa, por ello, aunque te parezca mentira la mayor reducción de tiempo y dinero está en el consumo que no se llega a producir. Lo más importante es acostumbrarse a conseguir unos pequeños hábitos diarios que nos ayudarán a reducir el consumo energético.

Está claro que lo mejor de todo es comprar viviendas ecológicas especializadas en la reducción de consumo, y lo mismo sucede con los electrodomésticos y materiales. La combinación de elementos como una calefacción de caldera de biomasa, la aeorotermia pozo canadiense o el sistema ACS de energía solar permite la nota más alta en la tabla de calificación energética y de consumo anual de la vivienda. De esta forma, nuestras viviendas ecológicas alcanzan unas cifras menos de 6,8 kg C02 por metro cuadrado y apenas un consumo de 200 euros año. Esto siempre es una media teniendo en cuenta una vivienda media de unos 90 a 100 metros cuadradas instalada en Madrid.

Sin embargo, no todo el mundo tiene la suerte o fortuna de poder comprar una nueva vivienda o adaptar la suya para reducir el consumo, pero no te preocupes que con unas pequeñas claves podrás conseguir buenos resultados en tu vivienda.

Para ello debes determinar tus electrodomésticos y tener una idea del consumo medio al mes en tu casa. Calcula varias veces, una en invierno y otra en verano ya que el consumo varía notablemente de una a otra fecha. Lo segundo es hacer una simulación mediante alguna aplicación el móvil, por ejemplo, puedes usar las siguientes apps

  • Meter Readings esta aplicación puede incluir costes, facturas y consumos mensuales para darte gráficos sobre tu consumo actual y te permite algunas maneras para reducir tu consumo energético. Lo mejor de todo es que es completamente gratis y una solución muy potente para medir el consumo de la luz de tu casa.
  • Mi Consumo Luz, esta aplicación de origen español te ayuda a medir el consumo de electricidad de tu vivienda. Te ofrece gráficos y medidores para calcular tu consumo y registrarlo a lo largo del tiempo. Además, los consejos que te ofrece te ayudan aplicar mejores hábitos de consumo y ahorro gracias a su vistosidad y facilidad de uso.

Nuestra recomendación es que escojas la aplicación que más te convenga ya que en el mercado existen muchas más.

Una vez sabes el consumo de tu vivienda es hora de comenzar a ahorrar. Vamos por partes y las diferentes zonas de la casa. Lo más común es empezar por la cocina ya que en esta habitación suelen estar los muebles que más consumen de toda la casa. Para ahorrar energía en casa es importante que sepamos cuáles son los electrodomésticos que más consumen, ten en cuenta que la lavadora, el lavavajillas y el horno son los que más consumen junto con la calefacción (siempre que sea eléctrica).

Si estos electrodomésticos tienen la etiqueta A, AA, o AAA, A+ es que son lo mejor del mercado y su consumo es el máximo de eficiencia energética. Sin embargo, no te fíes, no por ello dejes de aplicar los siguientes consejos:

  1. No utilices la lavadora a media carga, lo mismo con el lavavajillas.
  2. Usa programas cortos en la medida de lo posible.
  3. Si tienes tarifa de noche, activa estos electrodomésticos de noche.
  4. Prueba a activar los electrodomésticos con un enchufe automatizador para apagarlos en caso de que no puedas.

Otros consejos es que evites tenerlos encendidos mientras no los uses, y es que el enemigo del standby o la pausa es la causa de mayor consumo en nuestras viviendas. Los expertos calculan que el modo de standby de los aparatos eléctricos supone hasta un 20 % del consumo de la luz. Para que te hagas una idea, dejar tus electrodomésticos en este modo gasta mucho más que activar el aire acondicionado durante todo el verano, ¡una pasada, verdad!

Por último, toca hablar del frigorífico y es que este aparato se considera que es el rey del consumo de nuestra casa alcanzado un 30 % del consumo total. Para reducir su gasto evita situarlo cerca de fuentes de calor como chimeneas, ventanas que den de forma directa al sol. Otras medidas son mantener separado el aparato de la pared para que el motor ventile y respire, de esta forma puedes reducir un consumo del 15 % del propio frigorífico.

No metas alimentos excesivamente calientes dentro ya que bajan la temperatura y aumentan el consumo. Espera unas horas y después puedes introducirlos dentro sin problemas.

Utiliza el termostato para regular la temperatura y controlar el interior. No apiles alimentos dentro tapando los conductos de refrigeración, lo más recomendable es que respire para que no suba el termostato.

Haz una limpieza de vez en cuando. Además, aprovecha para ver la escarcha y en caso de que tenga descongélalo ya que la escarcha es una de las causantes del aumento de energía del frigorífico.

Por último, evita mantenerlo abierto, si tienes abierto el frigorífico puede llegar a estropearse. Para conseguir tenerlo siempre cerrado existen unas gomas que se colocan en lo alto de la puerta y la cierra de forma automática. Pregunta por ellos en tu ferretería.

En el caso de que un electrodoméstico consuma de más, no lo dudes y apágalo en caso de duda.

En cuanto a la iluminación y electricidad te contamos lo siguiente:

No dejes la luz encendida en las habitaciones vacías. Pinta las paredes de blanco para aumentar la luz en tu casa. Para ganar amplitud puedes optar por colocar espejos y cortinas o estores que aprovechan mucho la luz al aumentar su impacto visual. En verano enciende la luz lo más tarde posible ya que sobra la luz natural.

En verano para mantener nuestro hogar más fresco es una buena idea mantener las persianas bajadas en las horas más calurosas. Si usas toldos y ventiladores podrás reducir mucho la temperatura interior. Mantén el aparato de aire acondicionado en perfectas condiciones y hazle una pequeña revisión, de esta forma, evitarás sorpresas en el consumo. Colócalo en una zona de sombra para aprovechar mejor la energía.

Por último, usa el sentido común y ya verás cómo tu bolsillo lo nota. ¡Si quieres saber todo lo relativo al mundo de la vivienda ecológica y urbanismo sostenible, no lo dudes y no dejes de visitar nuestro blog!

 

Source

5 formas de ahorrar en el hogar –

consejos para ahorrar en el hogar

Muchas veces el derroche ofrece una mágica sensación de abundancia, sin embargo en cuestiones del hogar el derroche es precisamente lo contrario. Ahorrar en el hogar puede representar una inversión para el día de mañana y por ello es necesario buscar las mejores formas de ahorrar en casa.

Enlistemos pues, algunas formas para que el dinero rinda y sea bien gastado, además de (ya de paso) contribuir con el medio ambiente:

Ahorrar en electricidad

Una medida para ahorrar en el hogar es cuidar el uso de la electricidad: apagar las luces, desenchufar los aparatos son algunas de las medidas que continuamente escuchamos.

Lo cierto es que, si comienzas por aprovechar la luz del día e implementar colores claros en las paredes no es necesario tener focos encendidos todo el día. El uso de bombillas ahorradoras realmente economiza duran 8 veces más y ahorran hasta el 80% de energía eléctrica.

Otras medidas que ayudan en el ahorro de energía eléctrica son utilizar un medidor de consumo de luz y existen algunos que incluso permiten programar el apagado, revisar al menos cada 5 años las instalaciones de conexión de luz, conservar limpias las bombillas y pantallas ya que, la suciedad consume más electricidad porque busca alcanzar determinada intensidad.

Cuidarte de los vampiros, es decir; desenchufar los aparatos que no estés usando: lavadora, secadora, televisión, microondas, modem, cargadores de celular, computadoras, etc. ya que estos equivalen a un consumo oculto del 10% del total de energía eléctrica dentro del hogar. Así que olvídate de dejarlos en stand-by y mejor comienza a enchufarlos a una regleta de interruptor, así al apagarla desactivas todo lo demás.

Bájale el brillo a las pantallas de tv, no utilices la plancha para planchar sólo una cosa ya que esta es el electrodoméstico que más consume electricidad; y por último, apaga las luces de las habitaciones que no ocupes.

Otra manera de ahorrar sería no utilizar la secadora y aprovecha la luz del sol.

Ahorrar agua

Lavar la ropa, ir al sanitario, lavar los platos; todo ello genera un gasto y una forma de ahorrar agua, por ejemplo, si utilizas la lavadora, utilízala con la capacidad completa, una carga baja implica un doble gasto, no sólo de agua sino también de luz, lo mejor es juntar ropa y lavar 1 vez a la semana.

No desperdiciar agua cuidando las fugas y cerrando los grifos. Una llave que gotea desperdicia unos 35.000 litros de agua al año, por ello es mejor cerrar la llave cuando no la utilices y asegurarse de que no tenga escurrimientos.

Recortar el tiempo en la regadera mientras te enjabonas o lavas los dientes, no dejes correr el agua de la llave, en un minuto se desperdician 10 litros de agua así que si te lavas las manos no necesitas abrir el caudal de agua entre ellas, mejor abre la llave a lo mínimo.

Riega con criterio y si puedes aprovechar el agua de la lluvia para poder hidratar tus plantas, y los trastes no los laves en cada comida, mejor júntalos y lávalos 1 vez al día. Otro consejo, es no lavar el coche diario ni con manguera; lo mismo aplica para el patio y la banqueta.

Ahorra en alimentos

Otra forma de ahorrar en el hogar es no introducir alimentos calientes al refrigerador ya que es un gasto de energía realmente innecesario. Del mismo modo, mientras cocinas tapa las cacerolas con comida, así el calor se guardara y gastará menos gas. También tener un sartén más grande que el fogón permita aprovechar al máximo el calor reduces un 20% de gasto de energía calórica.

Usar el congelador o enlatar al vacío para raciones semanales permite alargar la vida de los alimentos hasta cinco veces. Si utilizas el microondas consumes el 70% menos de energía que utilizando el horno convencional pero también puedes ahorrar utilizando el calor residual apagando la estufa unos 2 o 5 minutos antes de terminar de cocinar; además puedes cocinar al vapor, es sano y barato.

Revisar la despensa, no es necesario ir súper y comprar en exceso. Mejor controla periódicamente tus compras y revisa las fechas de caducidad. Al estar en casa coloca primero lo que caduca antes y asegúrate de tener alimentos esenciales como arroz, pasta y legumbres ya que son económicas y fáciles de combinar.

Consume productos de temporada, son más económicos y conservan sus propiedades nutritivas. Limita el consumo de envasados, destina un día para cocinar y congelar, ganarás dinero y salud. Puedes también planificar tu menú, no comprar fruta y verdura innecesaria, compra solo lo que necesitas, así no tienes el riesgo de que se eche a perder, y compra siempre por kilo, ya que comprar por unidad eleva costos.

Ahorrar en calefacción y gas

Uno de los gastos más fuertes es el consumo de gas, por lo que representa un aspecto importante para ahorrar en el hogar; una de las mejores formas de hacerlo estar pendiente de la calefacción en casa, misma que no requiere más de 21°C para mantenerse confortable.

Usar calentadores de agua de paso también son una excelente herramienta para ahorrar, ya que solamente se encienden por completo cuando empieza a circular el agua, es una buena manera de tener agua caliente siempre.

Cerrar las persianas y cortinas por la noche ayuda también a mantener el calor en casa, una buena ventilación en el hogar se logra con 10 minutos de ventanas abiertas, así que es mejor conservarlas abiertas al menos 10 minutos diarios.

Además un buen tip es adecuar tu ropa a la temporada del año, no utilizando ropa fresca en invierno ni mangas largas en verano y verás cómo ello te permite ahorrarle a la cantidad de energía que empleas en la calefacción. Otro simple gesto que puede hacer diferencia es concentrar el calor cerrando puertas y/o con el uso de alfombras.

Ahorrar en otras cosas

Finalmente, otras oportunidades para ahorrar en el hogar son las baterías, te invitamos a utilizar cargadores solares los cuales tienen cero coste energético, o baterías recargables.

Cuando compres, compara siempre los precios ya que esto te permite llegar ahorrar desde un 20% a un 40% en los artículos de consumo; si vas a comprar, guíate por los precios y no las ofertas ya que quizá estás al final sean más costosas.

Lo anterior pareciera demasiado fácil, pero realmente requiere de disciplina ya que aunque no es necesario cambiar las instalaciones o electrodomésticos del hogar en forma completamente radical, el hacer pequeños gestos puede constarnos algo de trabajo, sin embargo es la mejor y más cercana posibilidad de reducir facturas y mejorar la economía familiar.

Source

Ahorra Seguros, Cotizador de Seguros No.1 En México y LATAM


En Ahorra Seguros somos el bróker de seguros más importante de habla hispana en América Latina, un lugar que nos hemos ganado por trabajar de una forma diferente a nuestra competencia, ya que nos concentramos únicamente en diseñar un servicio que sea cada vez más eficiente para todos nuestros usuarios, lo cual ha sido posible a través de todas las herramientas digitales que utilizamos para poder estructurar uno de los sitios online más importantes en el sector de seguros. Nos especializamos en seguros de autos, pero también seguros de vida,seguro de gastos médicos mayores, seguros para el hogar, seguro de retiro, seguros para PyMes, y muchos otros productos, todo esto con el objetivo de mantenernos como la mejor opción en los usuarios de habla hispana. Consagrados como el mejor comparador de seguros en México, es una razón por la que en Ahorra Seguros damos paso a satisfacer las necesidades de todos los clientes que requieren de un seguro para garantizar su futuro, ya que con el paso de los años nos hemos consagrado como una de las plataformas de seguros más importantes y fáciles de usar, pues en Ahorra Seguros trabajamos de la mano contigo, ofreciendo las mejores soluciones, innovadoras y que en verdad te ayuden a encontrar la mejor opción. Sin duda alguna es nuestra calidad la que habla, ya que Ahorra Seguros es un portal en el que encontrarás las mejores pólizas del mercado y a precios sumamente accesibles, ya que nos preocupamos por tu bienestar, pero principalmente que puedas obtener la protección que verdaderamente necesitas y que cumpla con todo lo que estás buscando, ya que uno de nuestros objetivos es básicamente funcionar como la opción para que asegures toda clase de vehículos, ya sean automóviles, motocicletas,seguro para taxi,seguro para ubery cualquier otro, así como procurar el cuidado de tu salud, hogar, empresa, estudios de tus hijos, entre muchos otros servicios. Integramos en nuestra gama de opciones a las mejores y más prestigiosas compañías de seguros en América Latina y a nivel mundial con la única intención de tener para ti una oportunidad única de contratar un servicio que realmente se fije desde tu economía y hasta la protección que en verdad te respalde contra cualquier imprevisto que pudiera llegar a ocurrir. En Ahorra Seguros trabajamos para ayudarte a que encuentres elseguro de autoideal para ti, ese que cumpla con todo lo que estás buscando, pero lo mejor de todo es que nuestro comparador es reconocido como uno de los más rápidos y fáciles de utilizar, pues en menos de 30 segundos te encontrarás siendo atendido por un equipo de asesores expertos en seguros, para que te puedan brindar una atención completamente personalizada en la que responderán a todas tus dudas. La realidad es que todo esto es lo que nos ha colocado un paso delante de nuestros competidores, pues si en algo nos caracterizamos en Ahorra Seguros, es precisamente en ser un proveedor de seguros realmente eficiente para todos nuestros clientes de habla hispana, pues sin importar el lugar en el que te encuentres, nuestra plataforma digital está a tu disposición para que contrates lo antes posible.

En Ahorra Seguros somos el mejor cotizador de habla Hispana

Por otra parte resulta importante que conozcas a detalle sobre todas nuestras herramientas y cómo es que estas nos han llevado a convertirnos en el mejor cotizador de seguros en toda América Latina, ya que con nuestro comparador podrás observar de forma rápida y sencilla todas las opciones que están disponibles para ti, pero esto no es todo, ya que recibes también toda la información que en verdad necesitas para que encuentres el seguro de auto ideal para ti, y no solo para tu automóvil, sino también para cualquiera de nuestros productos que estés buscando, ya sean nuestros seguros de vida, hogar, gastos médicos, PyMes, entre muchos otros más. Pero convertirnos en el mejor cotizador de habla hispana no fue una tarea sencilla, pues todo esto fue posible gracias al respaldo en el que nos hemos convertido para las más de 30 compañías aseguradoras con las que trabajamos en la actualidad, mismas que nos han permitido que entremos cada vez a más mercados en toda Latinoamérica, lo cual nos ha llevado tiempo y mucho esfuerzo, pero al final el resultado es claro y favorable para nosotros, ya que en Ahorra Seguros somos ahora la plataforma favorita de millones de familias que han encontrado en nosotros un sitio con el que ahorran tiempo y dinero. Somos un cotizador online comprometido en innovar, pues en Ahorra Seguros nos mantenemos a la vanguardia del mercado, ya que nos concentramos única y exclusivamente en poder darte una atención que cumpla con tus expectativas, pero principalmente que esta sea una herramienta que te brinde la mejor experiencia en la compra de tu póliza delmejor seguro de auto, ya que no necesitas invertir mucho tiempo, pues uno de los puntos más importantes que hemos tomado en cuenta en Ahorra Seguros es precisamente que la contratación de tu seguro sea en cuestión de minutos y que al mismo tiempo recibas todos los beneficios posibles, ya que encontrarás unacobertura de seguro de autoideal para ti en donde obtendrás precios accesibles, así como un servicio completo que cumpla con lo que estás buscando.

Todo lo que necesitas lo encuentras en Ahorra Seguros

Nuestro objetivo en Ahorra Seguros es muy claro, y en este incluimos todos los factores necesarios para que esta elección sea más sencilla para ti, pues con la intención de poder simplificar tu compra, es cómo tomamos en cuenta desde el tiempo de cotización, trámites y el proceso de contratación, es como diseñamos uno de los comparadores digitales más importantes de América Latina, ya que usamos toda la tecnología que sea necesaria y en tiempo real para que interactúen con las compañías de seguros más prestigiosas del mercado. Pero uno de los puntos que consideramos como determinantes para que un cliente continúe con su compra, es precisamente encontrar un intermediario que lo beneficie en todos los sentidos, y es así como en Ahorra Seguros somos el único sitio de internet con el que recibes los mejores precios, así como beneficios adicionales al contratar tu póliza, pero no solo esto, sino que también recibes una mejor atención por parte de nuestros colaboradores, garantizando así que nuestro cotizador de seguros tenga disponible para ti un servicio de la más alta calidad, y todo esto con tan solo requerir de datos generales para que nuestro formulario sea rápido y sencillo de llenar. Una vez que termines, nuestro comparador comenzará a funcionar para ofrecerte todas las opciones disponibles para tu protección y así es como únicamente deberás elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Cómo funciona el cotizador de seguros para autos de Ahorra Seguros?

Ahora bien es muy importante que conozcas de todos los pasos a seguir para que realices la cotización de tu seguro de auto, pues en Ahorra Seguros conocemos de tus necesidades y nos adaptamos a lo que realmente estás buscando, todo esto con la intención de agilizar todos los trámites y dejar atrás la pérdida de tiempo que representaba la contratación de un seguro, por lo que te contamos sobre cómo es que funciona nuestra plataforma:

  • Empieza por responder correctamente a todos los datos que se te solicitan dentro de nuestro formulario, en este se requiere que indiques todo lo relacionado a tu automóvil, además de tus datos personales. Estos se refieren a la marca, modelo y versión de tu vehículo, seguido de tu nombre, edad, correo electrónico, número telefónico y código postal, lo cual te tomará menos de 30 segundos.
  • Luego de esto nuestro cotizador te invitará a que elijas cual es el plan o cobertura que deseas comparar de acuerdo a lo que ofrecen todas las aseguradoras con las que trabajamos. En este punto debes elegir la que más interese, ya sea una póliza por Responsabilidad Civil, Limitada, Amplia o Amplia Plus.
  • Y ahora viene la participación de nuestro comparador, distinguido como el mejor en México y América Latina, dentro de esta plataforma te daremos una tabla en la que podrás conocer de los precios que cada compañía de seguros tiene para ti de acuerdo a la cobertura que hayas elegido, pero además de esto te damos una breve explicación de todos los servicios que se incluyen con esta cobertura de acuerdo a cada aseguradora, y así será más fácil para ti elegir la opción adecuada para ti, ya que podrás comparar sus garantías, beneficios y obviamente el precio.
  • Un asesor se pondrá en contacto contigo para poder brindarte la atención que necesitas y con la que resolverás todas las dudas que se te puedan presentar, en este punto utilizará de su experiencia para hacerte ciertas recomendaciones en relación a todo lo que necesitas saber sobre cada aseguradora e informarte sobre las promociones que alguna de ellas tiene para ti.
  • Una vez que has recibido la asesoría adecuada y esta te ha ayudado para elegir con quién contratar tu seguro, es como se te indicará de las formas de pago, periodos y promociones especiales, cabe destacar que nuestro proceso de contratación se realiza de forma directa con la aseguradora.

Beneficios de usar Ahorra Seguros

Líderes en el mercado asegurador, en Ahorra Seguros somos especialistas en nuestros servicios 100% online para la comparación de seguros, además de ser un bróker que trabaja con las compañías de seguros más importantes del sector, lo cual garantiza un servicio de la más alta calidad. Y por último recibes todos los beneficios que resulten de gran ayuda para ti, para tu economía, pero también para el cuidado de tu futuro, ya que obtendrás:

  • Un proceso fácil, rápido y eficiente.
  • Eliges entre las mejores aseguradoras en América Latina.
  • Recibe los mejores precios del mercado.

Source

26 consejos para ahorrar energía eléctrica en el hogar

Es casi imposible imaginarse la vida sin energía eléctrica. Casi todas las actividades cotidianas que realizamos en el hogar (y fuera de él) son posibles gracias a este invento. Sin embargo, la energía que utilizamos se produce con combustibles fósiles que generan consecuencias (como emisiones de nitrógeno y dióxido de carbono) para el planeta. 
Por eso es muy importante reducir su consumo e informarse, ya  que existen otras fuentes de energías limpias.

Sigue estos consejos y reduce tu gasto de energía.

1. Apaga las luces que no utilizas.

2. Usalámparas de bajo consumo. Consumen la quinta parte de  la energía de una incandescente pero ten en cuenta que las mismas contienen vapor de mercurio, un gas que es neurotóxico y contaminante. Si se rompe, inmediatamente abre una ventana para ventilar el ambiente. Cuando no funcione más, busca un punto de recolección y reciclado especifico para este tipo de lámparas.

3. Si es posible, usa lámparas LED. Consumen la décima parte de una lámpara incandescente y duran hasta 500 veces más.

4. Puntualmente, apaga la computadora por la noche, no la dejes encendida ni en hibernando.

5. Borra los mails innecesarios, ahorrás tiempo y energía.

6. No dejes tu celular cargando toda la noche. Con solo algunas horas es suficiente.

7. Si tienes aire acondicionado coloca el termostato en 24 grados. Por cada grado que disminuyas la temperatura, estarás consumiendo entre un 5% y un 8% más de energía.

8. Desenchufa los artefactos que no estés usando. El 8% de la electricidad de tu hogar es consumida por aparatos en stand by. Esto es lo que se conoce como consumo vampiro. Para evitar el desgaste de los tomas puedes utilizar una zapatilla con interruptor.

9. En verano para refrescar tu casa, abrí las ventanas temprano por la mañana y por las noches cuando baja la temperatura. Aprovecha la sombra de los árboles, aleros y toldos.

10. Pinta los techos y muros exteriores de colores claros para reducir la temperatura de los ambientes.

11. En invierno coloca el termostato en 20 grados. Si sentís frío, es preferible abrigarse un poco a subir la temperatura. Gran parte de las enfermedades respiratorias son provocadas por los cambios bruscos de temperatura.

12. En invierno es muy importante ventilar la casa en los horarios de mayor temperatura para renovar el aire y secar la humedad. Una casa muy húmeda es más difícil de calefaccionar.

13. Compra electrodomésticos con etiqueta de eficiencia energética clase A.

14. Evita el uso del secarropas. Seca la ropa al sol.

15. Imprime solo lo indispensable. Una impresora láser es uno de los artefactos de mayor consumo de la casa.

16. Abre la heladera lo menos posible, regula el termostato a una temperatura intermedia y distribuí los alimentos de manera homogénea.

17. Descongela los alimentos con anticipación, pasándolos del freezer a la heladera. De esta manera ahorrás energía ya que los mismos aportan frío al resto de los alimentos demorando el arranque del motor.

18. Calienta solo la cantidad de agua que vas a utilizar. Si hierves verduras, aprovecha el agua caliente como base para sopas, cocinar pastas, cereales, etc.

19. Proponte utilizar las escaleras una vez por semana, evitar el uso del ascensor ahorra energía y el ejercicio te hace bien.

20. Bajando el brillo de la pantalla del televisor reduces el consumo entre un 30% y 50%. 

21. Si pones en remojo la ropa sucia antes de meterla en el lavarropas, evitas tener que lavar con agua caliente y ahorras jabón y energía.

22. Usa el vapor del baño para planchar camisas o vestidos. Solo es necesario colgar los mismos en una percha mientras nos duchamos.

23. Cocina usando olla a presión. Ahorrarás tiempo y energía.

24. No precalientes el horno a menos que sea necesario, solo enciende el horno después de poner la fuente en el mismo.

25. Aprovecha el calor residual del horno y las planchas. Apágalo unos minutos antes de terminar la cocción.

26. Aprovecha el calor del horno para cocinar varias comidas simultáneamente.

La presente nota expresa la opinión personal de su autor quién exime a BIOGUIA de toda responsabilidad surgida de la misma por todo concepto.

Source

▷ AHORRA en la CALEFACCIÓN para el HOGAR

Llega el invierno, las navidades… y a todos nos gusta pasar los momentos en casa con la familia y bien abrigados. Pero lo cierto es, que la factura de la luz se va por las nubes en todas las viviendas. Descubre las 7 claves de ahorro en la calefacción para el hogar.

Independientemente del sistema de calefacción para el hogar que utilices en tu vivienda; eléctrica, radiadores, calefactor, de aceite, de gas… un ahorro es de agradecer, y más en estas fechas de gasto con las compras de Navidad y Black Friday.

precio gasoil calefaccion

Anota estos consejos y trucos y alcanzar un ahorro de hasta el 40%.

1. Evita las fugas

Como arquitecta no hay nada que recomiende más que una vivienda bien construida y aislada. Es común encontrar hogares con puentes térmicos en ventanas, puertas e incluso en paredes.

Si la vivienda ya esta construida, cambiar el aislante de paredes o techos puede ser una tarea difícil, sino imposible.

Pero no lo es en cuestión de las carpinterías, donde se pueden cambiar las juntas plásticas de ventanas y puertas por unas nuevas con mayor control térmico, además de que con el tiempo y la incidencia solar estás van perdiendo su capacidad aislante.

Para tener un hogar confortable no hay que calentar más, sino evitar que entre el frío.

calefaccion para el hogar

2. Usa termoéstatos

Regula la temperatura y el tiempo de uso. Lo ideal es que los radiadores o sistemas de calefacción se enciendan media hora antes de despertarnos, así la casa estará caliente.

Además, durante la noche deberán apagarse una vez estemos acostados, así como las horas del día en las que no estamos en casa para ahorrar el máximo de energía posible, y programar su encendido para cuando vengamos.

Nunca dejar ventanas o puertas abiertas, ni usarlo a temperaturas demasiado calientes.

calefaccion electrica

3. Ajusta la temperatura

Su función es calentar nuestro hogar pero no como para andar en ropa de verano por casa, entre los 19º y 21º grados son suficientes. Y entre 15º y 17º si lo quieres mantener encendido durante la noche.

Cada grado de más en la calefacción para el hogar aumenta el consumo energético en un 7%, que tras el largo invierno supone un gasto bastante elevado en la factura de electricidad o gas. Y no solo eso, también estarás aumentando tus emisiones contaminantes de CO2 a la atmósfera.

4. Reorganiza el mobiliario

Sí, los muebles pueden estar interfiriendo en la manera de calentar tu hogar. Y es que el mobiliario absorbe el calor, sobre todo aquellos compuesto por textiles como sofás o cortinas.

Evita colocarlo cerca de radiadores o sistemas de calefacción, ya que evitarán que el aire caliente circule por la habitación y caliente la sala.

5. Coloca alfombras

Las alfombras son mucho más que un elemento decorativo, también son aislantes, sobre todo el suelos de terrazo o cerámica que no absorben el calor como uno de madera.

Los tejidos naturales como lana o algodón son los más recomendados, no solo servirán como aislante del suelo, sino que podrás caminar descalzo o sentarte en el suelo sin pasar frío.

radiadores calefaccion

6. Limpiar y revisar

Es esencial realizar una limpieza y revisión de las calderas y radiadores cada año para asegurar un funcionamiento seguro y el ahorro de energía.

Una caldera limpia, posee menos residuos por lo que consume menos combustible. En cuanto a los radiadores, pueden tener sus conductos llenos de aire, haciendo imposible la circulación de agua caliente, deberás purgarlos antes de encenderlos.

7. Usa estufas sostenibles

Pero si lo que queremos es ahorrar, no hay nada mejor que una estufa o chimenea, la de toda la vida.

Aunque a día de hoy han surgido alternativas más ecológicas y sostenibles que las de leña tradicionales, y son las estufas de pellets con un poder calorífico mucho más alto a los combustibles fósiles y respetando la naturaleza.

Espero que estos pequeños trucos te ayuden a ahorrar para algún capricho este invierno sin dejar de estar caliente y confortable en tu hogar. ¡Nos vemos pronto!

Source

10 formas de ahorrar energía en el hogar


formas de ahorrar energia en el hogar 1

formas de ahorrar energia en el hogar 1

iStock/denphumi/Thinkstock

Cuando se trata de economía hay varias formas de cuidarla y bajar el presupuesto que muchas veces consideramos como “fijo e inamovible”. Quizá algunas cosas sí entren en esa categoría pero hay varias otras que no. ¡Entérate! Te ofrecemos 10 formas de ahorrar energía en el hogar.

Formas de ahorrar energía en el hogar

formas de ahorrar energia en el hogar 2

formas de ahorrar energia en el hogar 2

iStock/alexdimitrov/Thinkstock

  1. Ahorra cuando utilizas un aire acondicionado o calefacción, ajustando el termostato cuando la vivienda quede vacía durante algunas horas al día.
  2. Baja la temperatura del termotanque de agua, por ejemplo 140 a 120 grados.
  3. En ocasiones los ventiladores de techo funciona las 24 horas del día, cuando en realidad varias veces no hay nadie que reciba su beneficio en el ambiente en el que están ubicados. Apágalo cada vez que no lo necesites.
  4. Utiliza el lavavajillas sin programa de prelavado para ahorrar agua y electricidad.
  5. Si tienes piscina reduce el tiempo de utilización de la bomba en verano 6 horas y en invierno 4 horas serán suficientes.

Otras 5 formas de ahorrar energía en casa

formas de ahorrar energia en el hogar 3

formas de ahorrar energia en el hogar 3

iStock/Maksym Yemelynov/Thinkstock

  1. Utiliza agua fría para la lavadora, en lo posible evita los prelavados.
  2. Limpia con frecuencia el filtro de la secadora, allí se acumula pelusa e interfiere con el secado de la ropa, ralentizándolo.
  3. Utiliza la función auto del sensor que incorpora la secadora; así ahorrarás energía
  4. Si no sabes si cuentas con una ducha sostenible, haz la siguiente prueba: Toma un cubo vacío y colócalo debajo de la ducha; si éste demora más de 24 segundos en llenarse, significa que tu ducha es eficiente por lo tanto estás ahorrando agua, de lo contrario querrá decir que estás derrochando.
  5. Invierte en un refrigerador nuevo si el que tienes es antiguo; los nuevos modelos tienen incorporado el sistema de eficiencia energética por lo que gastan menos.

Quédate en Hogar Total y aprende cómo ahorrar agua en el baño y cómo ahorrar energía en la cocina.

Source